sábado, 12 de julio de 2014

Suplicas de: Arafat, al arrojar los guijarros al Yamarat, al llegar a la piedra negra, al degollar al animal, Umrah, esquina de Yemeni, Saffa, Marwa, Al-lmash’ar Al-haram




Súplica del día de Arafat

Laa ilaaha illa Allah uájdahu laa sheriika lahu, lahul mulku, ua lahul jamdu ua hua ’alaa kulli shei.in qadiir.

La mejor de las súplicas es la súplica del día de Arafat, y lo mejor que he dicho yo y han dicho los profetas anteriores a mí es: .No hay dios sino Allah, único, sin asociados, Suyo es el Reino y Suya es la alabanza, y es sobre toda cosa poderoso.


Súplica al arrojar los guijarros al Yamarat

Allahu ákbar. Allahu ákbar. Allahu ákbar.

 Cada vez que el Mensajero de Allah (la paz y las bendiciones de Allah sean con él) arrojaba un guijarro al Yamarat (que son los tres monolitos simbólicos del mal) y decía: Allahu ákbar (Allah es grande) tres veces, luego se adelantaba, y orientándose a la Qibla, levantando sus manos suplicaba, luego de la primera y la segunda Yamarat (llamadas al-ásgar y al-wusta, la más pequeña y la mediana), pero ante la mayor de ellas (al ákbar) arrojaba las siete piedrecillas solamente diciendo: Allahu ákbar, retirándose luego, sin pararse a suplicar.


Súplica al llegar a la piedra negra

Circunvaló la Casa Sagrada (La Ka’ba), el Mensajero de Allah (la paz y las bendiciones de Allah sean con él) montado sobre su camella, cada vez que llegaba al rincón (donde se encuentra la piedra negra), la señalaba con su bastón diciendo:

Allahu ákbar.


Súplica al degollar un animal

Bismillahi, wa Allahu ákbaru Allahumma minka wa laka Allahumma taqábbal minnii.

En el nombre de Allah, Allah es más grande, Señor esto proviene de Ti y para Ti, Señor acéptalo de mí.



Súplica al comenzar el Hayy o la Umrah

Labbeik Allahumma labbeika, labbeika laa sheriika laka labbeika, innal jamda wal ni’mata, laka wal mulku, laa she-riika laka.

 Oh Allah heme aquí (en respuesta a tu llamada), aquí estoy, aquí estoy, no tienes asociados, aquí estoy, por cierto que toda alabanza, gracia y soberanía te pertenecen, no tienes asociados (en tu divinidad).


Súplica entre la esquina Yemení y la piedra negra

Rabbanaa atina fiid duniaa jásanatan wa fiil ááJira já-sanatan wa qiinaa ’adhaaban naari.

Solía el Mensajero de Allah (la paz y las bendiciones de Allah sean con él) decir: (al circunvalar la Ka.aba) entre la piedra negra y la esquina yemeni: ¡Oh Señor nuestro! Danos el bien en esta vida y en la otra y protégenos del castigo del fuego. (Al baqarah 2:201)


Súplica al llegar a los montes de As-Safa y Al-Marwa

Inna Safa wal márwata min sha’aa.iri Allahi Abda.u bimaa bada.á Allahu bihi.

Dijo Yabir (Allah se complazca de él) describiendo la peregrinación (Hayy) del Profeta (la paz y las bendiciones de Allah sean con él) cuando descendió del monte de Safa recitó: .Ciertamente Safa y Marwa figuran entre los ritos prescriptos por Allah. Por eso quien realice la peregrinación (el Hayy) a la Casa Sagrada, o realice la peregrinación menor (Umra), no hace mal en dar las vueltas alrededor de ambas. Y quien haga el bien espontáneamente Allah es Agradecido, Omniciente. Comienzo por lo que ha comenzado Allah por ello empezó por Safa. Así comenzó por Safa subiendo al monte hasta ver la Casa (al Kaaba), luego se orientó a la Qibla y proclamó la unicidad de Allah, diciendo No hay dios sino Allah y Allah es más grande (tres veces) Allahu ákbar Allahu ákbar Allahu ákbar. Luego dijo: .No hay dios sino Allah, único, sin asociados, Suya es el Reino y Suya es la alabanza, y es sobre toda cosa poderoso, ha cumplido con su promesa, y le ha dado la victoria a su siervo, y sólo Él ha derrotado a los grupos aliados.
Laa ilaaha illa Allah uájdahu laa sheriika lahu, lahul mulku, ua lahul jamdu ua hua ’alaa kulli shei.in qadiir. Laa ilaaha illa Allah uájdahu. ányazha ua’dahu wa náSara ’abdahu wa házhama al-ajzhaaba uájdahu.
Luego el Profeta (la paz y las bendiciones de Allah sean con él) oró entre los dos montes, diciendo esto tres veces, y realizó lo mismo al llegar a Marwa tal como había hecho en Safa.


Súplica en Al-lmash’ar Al-haram (en Muzdhalifa)


Relató Yabir (Allah se complazca de él) que el Profeta (la paz y las bendiciones de Allah sean con él) montó a Qaswa (la camella del Mensajero de Allah) hasta que llegó a Al-mash’ar al Haram (Muzdálifah), entonces se orientó hacia la Qibla y suplicó a Allah, destacó su grandeza y unicidad, y lo alabó. No dejó de estar parado hasta que comenzó el amanecer, y partió (rumbo a Mina) antes que salga el sol.

DESCARGA: https://db.tt/b1HU2Nnm

No hay comentarios:

Publicar un comentario